Little Miss Sunshine…

Soy la única que se siente melancólica luego de ver una gran película.

Aveces creo que soy más sensible que los demás pero cómo podría saberlo?… La verdad es que existen historias ajenas que hacen que me involucre de manera personal, en el caso del cine, con los personajes, la música, las historias, el paisaje…

Qué tienen esas películas que nos transportan a otro mundo? De que se tratan esas emociones que uno siente tan familiares que casi que duelen cuando se esfuman… A mi me recuerdan a la nostalgia que viene luego de esas vacaciones inolvidables. Uno cree que no podrá superarlo pero, de alguna manera el tiempo cierra las heridas…

Lo que me extraña es por qué mi cerebro se emociona solo con películas que presenten personajes vulnerables?

4 o 5 veces al año veo Little Miss Sunshine, me emociono y me pongo triste cuando termina… qué tiene esta familia de perdedores que me hace sentir tan en casa… siento que conozco a cada uno y que me dejan sola cuando termina.

Mi vida es hermosa, y a diario me lo repito porque realmente lo és, pero esa actitud new age positivista tapa los miedos que tengo en realidad a perder todo y de que otros me vean como una perdedora… Quizás sea porque me rodeo de gente que aparenta ser realizada y estos personajes que exploran el fracaso con humor hacen lo que yo no hago. Exponen sus debilidades sin pudor y las comparten en un espacio seguro… Debilidades que yo tiendo a esconder pero que estimo que yacen en cada uno de nosotros..

Todos tenemos miedo, todos hemos sido rechazados por nuestros sueños alguna vez y casi todos volvemos a la familia cuando hay problemas…

Si me pongo a pensar más en profundidad, podría decir que existe un alter-ego en mi persona que se hace presente cuando me espejo en personas vulnerables, así sean de ficción. Ellos son parte de mí durante el tiempo que dura la película y me atrae tanto explorar este mundo desconocido que no me canso de revivirla…

A veces pienso que, lo que extraño cuando termina es todo lo que sentí al ponerme en el lugar de esa gente… La vulnerabilidad y la libertad del perdido por perdido que se expresa en ese espacio seguro que se crea en la familia… Mis padres no se han permitido ser vulnerables y así me enseñaron a enfrentar la vida… Aveces he querido expresar mis frustraciones con otras personas pero siempre aparecía el recuerdo de mi madre diciendo que hay que enfrentar los problemas con dignidad…

Desafortunadamente tampoco tuve una familia unida y, a pesar de los problemas, la familia Hoover en su decadencia, sobrevive en equipo…

Por suerte, de vez en cuando, surgen estas posibilidades que nos da la vida de explorar áreas de nuestra psiquis que parecían sepultadas…

Y contame vos… Qué película te emociona? Por qué crees que te emociona esa película y no otra? Coincides conmigo cuando digo que buscamos lo que nos falta en estas historias?

En fin, si no la vieron, se las recomiendo…

 

 

Espejos de colores…

Sos materia porque soy energía.

Sos energía porque soy materia.

Si yo no fuera, tu no serías…

Antes de ser, yo ya era el lleno de muchos vacíos; tenía un sexo, una religión, un apellido, un nombre, un linaje familiar, una genética, un país, un barrio…

El rico se espeja en el pobre para saber que es rico.

Podemos cambiar de pobres a ricos el mismo día si nos espejamos con ricos y pobres antes de las 0 hs.

Si en el mundo solo existiera la riqueza, eso ya no existiría.

Somos seres humanos por que existen otras formas de vida.

Somos seres vivos porque existen objetos inanimados.

Somos lleno porque hay vacío.

Y qué soy yo con respecto a vos?

Decíme, así podré construir mi ego…

Ayer te hice sentir como nada. Perdón, pero mi nada comenzaba a notarse…

Mi autoestima crece en un entorno y se desmorona en otro.

Y yo soy lo que vos no sos…

Si vos sos todo, yo soy nada.

Por favor, hoy sé nada y déjame ser todo… Si logras convencerme, yo te convenceré mañana…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando suficiente es suficiente… 

Lo que yo sé de la vida…
Let’s do it!
Go for it!
Keep on walking!
Nothing’s impossible!
Enough is not enough!
Hoy publiqué varios borradores de épocas oscuras de mi vida y en ésta entrada publico como hice para abrir la ventana y dejar que entre el sol…
Todo en nuestro entorno nos impulsa a la búsqueda de un propósito mayor, a competir, superarnos y ser mejores…
En cierto modo es importante tener metas pero, que pasa si nada alcanza, si nunca llegamos a sentirnos completos?
Alguien puede decirme cuál de todos los propósitos de la vida es el que nos traerá felicidad y plenitud?
Matrimonio? Hijos? Éxito? Dinero? Reconocimiento?
“De chico quería tener más cosas que mis vecinos, logré mi propósito y me mudé de a un  barrio mejor, como ellos viajaban al caribe yo conocí el caribe y allí conocí gente que había viajado mucho más que yo, fue cuando quise viajar a Europa, lo logré, y en el viaje conocí a empresarios conocidos a nivel nacional a diferencia mía, que solo tenía una PyME, logré ser uno de ellos, conocí a políticos y personas con poder, logré volverme poderoso, me propuse ser el nuevo gobernador de mi provincia, en unos años lo logré, me propuse ser presidente de mi país, lo logré, conocí otros presidentes y me di cuenta de que los presidentes de los países más poderosos eran más fuertes que yo, me morí… insatisfecho, sintiéndome menos que otro, igual que cuando era chico…”
Ahora me paro a pensar y me pregunto: cuándo suficiente es suficiente?
Cuál es el propósito que debería seguir ahora?
Por qué tengo que tener otro propósito de realización?
En lo personal, siempre que yo he sentido la necesidad de ponerme un propósito nuevo también sentía que mi vida no era lo que yo esperaba… Hoy también podría pensar eso, pero (a diferencia de antes) sería solo si quisiera…
Me di cuenta de que, aveces, lo que queremos alcanzar es resultado del esquema mental que tenemos y nos vamos haciendo sobre nosotros…
Desde niños, estamos entrenados para diseñar un futuro prometedor, alcanzar el elixir de la vida a través de diferentes caminos que (teóricamente) nos llevarían a la realización personal, a convertirnos en “alguien”…
Cuando crecemos y nos damos cuenta de que no tenemos las aptitudes de Messi, ese sueño inocente se transforma en otro que creemos está más al alcance de nuestras aptitudes, se adapta en cierto modo a nuestras posibilidades pero sigue existiendo transformado y latente en la búsqueda del éxito y el reconocimiento…
Ahora, alguien puede decirme qué es el éxito?
Ahora que somos adultos y hemos conseguido todo lo que necesitábamos hace unos años, por qué no nos consideramos exitosos? por qué necesitamos también tener un propósito a futuro… Si necesitamos más es porque asumimos que lo que tenemos no es suficiente, necesitamos “llenar el vaso medio lleno del presente”…
Conozco muchísima gente que sufre porque cuando logra un objetivo siente que tiene que tener otro…
Lo que yo sé es que todos podríamos haber “llenado el vaso” si el vaso que tuviéramos en nuestra mente fuera el adecuado para nosotros, el problema surge cuando (sin importar lo que logremos) seguimos agrandando el volúmen del recipiente de la felicidad, dando como resultado un vaso y un alma que existirán de manera crónica “medio vacíos”…
El tema de vivir agrandando el vaso es lo que puede llegar ser el problema. La solución a tu vida no está en agrandar el vaso, llenarlo y volver a agrandarlo, quizás tu vaso es de este tamaño y, si quisieras, verías que es genial. De hecho, si lo pensamos, qué mejor que vivir tranquilo con lo que tenés, quizás nuestro propósito sea mantener nuestro pequeño vaso lleno en lugar de vivir poniéndonos objetivos que hagan que la vida que llevamos parezca insuficiente.
Si no puedo ser piloto porque tengo mal la vista, no pasa nada, no nací para eso, nací para tener un trabajo normal y (en gran parte) yo decido amar, odiar mi trabajo o cambiarlo dentro de lo que puedo conseguir y disfrutar de lo bueno de lo que consiga, de otra manera, uno vive frustrado por lo que no tiene…
NOsotros podemos y debemos tomar la decisión de ver el vaso completamente lleno hoy y siempre…
Yo lo probé y puedo decirles que el 90% de la felicidad estuvo en la actitud con la que  yo enfrentaba las cosas, hasta el año pasado viví incompleta y puedo afirmar con conocimiento de causa que la decisión de vivir en plenitud con lo que tengo a mi alcance es por lo general, de uno…
Si no tengo la capacidad para ser artista y tengo que emplearme en una oficina o limpiar casas por ejemplo puedo decidir ser la mejor mucama que pueda ser, voy a cantar mientras limpio los vidrios, me voy a reír de las cosas que tuve que limpiar en el baño y voy a agradecer no tener responsabilidades que me agobien… quizás esa actitud atraiga hacia mí a mejores sentimientos, cosas y personas… y así pueda avanzar después de todo,  porque, podría resultar que ese era mi vaso en la vida… lo que tenía que vivir para aprender y trascender y si lo vemos así,  por qué elegiría vivir mal y sin aprender nada pensando que mi destino debería haber sido otro…

Es lindo progresar y subir la montaña hasta donde podamos, pero sin morir en el intento y una vez que encontramos el río que nos gusta será muy importante permitirnos flotar río abajo hasta el mar o la muerte disfrutando del paseo, creo que si creemos que siempre va a haber un mejor río más arriba vamos a vivir agotados escalando y moriremos sin sentir la paz y la armonía que solo brinda el flotar en la convicción de que somos las personas más afortunadas del mundo, sintiéndonos alegres por todo lo que logramos, fluyendo con el agua río abajo mirando lo hermoso del paisaje, sabiendo que el agua siempre se abre camino, entre las rocas…

Yo lo hice y les prometo que es un sentimiento extraordinario y eterno…

También entiendo que puede que sea conformismo o miedo a salir de mi zona de confort, pero, insisto que en mi experiencia, yo he vivido hasta hace poco pensando que mi vida no era suficiente y luego me di cuenta de que no todos podemos ser, Osho, el empresario que salió en Forbes, la reina de belleza, o Messi…
Algunos propósitos que he tenido antes resultaron equivocados, estaba forzando una idea porque me rehusaba a aceptar la realidad…
Finalmente luego de un trabajo de introspección pude darme cuenta de la bendición que existía en mi realidad aún sin haber cumplido todas las metas que alguna vez me había propuesto influenciada por el afuera…
Hoy me enfoco en ver lo que tengo y cualquier propósito adicional será bienvenido pero ya ha dejado de tener una influencia crucial en mi proyecto de vida… Me adorna pero no me define y hasta prefiero no tomar oportunidades que otros tomarían para evitar arruinar lo que he logrado…
Por primera vez soy plena y podría vivir toda mi vida como estoy porque sé que me voy a morir con una sonrisa…
Veo que aveces mucha gente se queja de que tiene que comer fideos en lugar de asado (vale para todo), sin darse cuenta o hacerse consciente de que podrían disfrutar tanto los fideos si pudieran mover a un lado la frustración de que no tienen asado, si pudieran hacer consciente lo afortunados que son de estar comiendo una comida que, de seguro, calificarían como grandiosa si estuvieran en un comedor elegante de Italia, solo por que eso sí les parece digno de una persona exitosa…
No digo que no es bienvenido un viaje a Italia, pero no creo que la vida sin viajar al exterior sea deprimente, esa visión se puede cambiar fácilmente si ponemos el foco en lo bueno…
Obviamente que mi felicidad depende (en gran parte) de la unión que he logrado entre (lo que yo llamo) mi río emocional, el de mi marido y mi hija y la unión de mi río laboral con el río de mis compañeros de trabajo, porque logré que se sincronizaran de alguna manera y, en cierto modo sé que cuando cambie alguna variable voy a necesitar nuevamente tomar consciencia, ponerle una sonrisa y decidir ser feliz pero no creo que un nuevo propósito externo como un viaje, un auto o convertirnos en jefes de nuestro propio negocio pueda garantizarnos un cambio trascendental que transforme la forma en la que vemos y experimentamos la vida…
Si en un estado de consciencia y plenitud viéramos que la vida perdió el sentido, estoy de acuerdo en que deberíamos buscar algo que le dé sentido pero si lo hacemos por este motivo equivocado de llenar un vacío imaginario en la búsqueda insaciable de objetivos mayores, nada va a cambiar…
Primero deberíamos probar sonreír y cambiar la actitud, en mi corta experiencia, he notado que una persona feliz es humilde y no necesita aparentar nada, eso atrae a personas felices y doy fé de que las relaciones humanas sanas nos cambian la vida… Además creo (y me sucedió) que las personas amargadas dejan de reflejarse en uno y se alejan solas…
Esto es lo que he aprendido hasta ahora y puede que sufra mucho cuando pierda la fuerza que me dan estas personas que son tan importantes de mi vida pero, como dije en mi casamiento, no importa lo que pase de ahora en adelante, porque lo que vivimos hasta ahora hizo que valga la pena, aunque no haya sido más que compartir los desayunos en familia con café caliente, mirar el amanecer en el horizonte por las mañanas mientras viajo al trabajo, sentir el viento en mi cara y cerrar los ojos para vivir la experiencia o agradecer el calor de mi casa cuando afuera está helado…
Lo importante a la hora de partir va a ser haber vivido a pleno… Hay que pensar que en 100 años todos vamos a estar muertos, sí, pensalo, todos los que te conocieron, así hayas sido el presidente de un país, van a recordar tu nombre o un esquema de lo que les contaron pero no a vos realmente. Quizás haya gente que admire tus logros académicos o profesionales y hasta le pondrá tu nombre a una calle, pero todos seguirán con su vida sin saber nada real sobre tu tiempo en la tierra o si moriste pensando que desperdiciaste tu vida en frivolidades, prestá atención a lo que te digo porque estoy segura de que, por primera vez, sé de lo que hablo…
Yo si soy felíz, llené el vaso, estoy plena, no necesito nada…
Gracias…

No estás enamorado de mí.

Estás enamorado de lo que yo te hacía sentir…

Lo sé porque, si no hubiera barreras físicas, podría hacer que cualquiera se enamore de mí. Huelo las necesidades, las carencias de la gente, tengo un sexto sentido tan desarrollado que estoy convencida de que, de proponérmelo, podría dominar a grandes masas…

Mi inteligencia emocional o capacidad de manipulación hizo que vos, cambies tus drogas por mí… Volviste a tus ex amantes cuando yo bajé la guardia… hoy te dejo sin tu más grande adicción por no poder pagarla. Perdón, te manipulé, sin notarlo siquiera, creyendo que tenia el amor de un superhombre, pensé que eras el protagonista de mi biografía pero no, no logras protagonizar ni la tuya, debes admitir que solo lo fueron tus adicciones… Esas o yo… Siempre te llevamos de las narices… Y hoy te libero. Eres tan adicto a mí como a esta sustancia de la que te rehabilitas…

Te dejo libre.

Espero, algún día puedas entenderlo…

Escrito el 7 de septiembre de 2018

I hold you now, I hold you forever…

Esta mañana me fui antes, no quería despertarte pero te abracé igual, mi promesa es irrompible…

Mi amor, ya nada puede pasar… Ya no tengo miedos… Pase lo que pase, hoy te abracé.

Gracias, amor, gracias…

Hoy sentí tus brazos alrededor de mi cuello, no me protejas, no temas por mí yo estoy contigo… Somos un todo, una trinidad en equilibrio…

Sos joven, querés cuidarme… no te equivoques, mi amor, no tienes nada que hacer, yo te miro, yo te cuido, estás protegida…

Gracias, amor, gracias…

Y estas lagrimas son de emoción, jajá, vos ya me conocés…

PD:

Fearful child have faith in brighter days
Stay home ‘til this darkness fades away
Lie still beside me
I’ll hold you now, I’ll hold you forever

Keane. You are young.

Lo que yo te digo es lo que oyes, no lo que te digo…

Yo solía pensar en todo y analizar todo de todos, de hecho hice un blog lleno de historias que quizás armó mi mente sobre hechos reales pero desde mi sucia perspectiva…

Hace poco leí una frase de Alejandro Jodorowsky que me cambió la vida. La frase dice lo que cita el título: “Lo que yo te digo es lo que oyes, no lo que te digo…” y entre eso y ” No asumas”… (resumen de una frase de sabiduría Tolteka que leí hace un tiempo) me quedé pensando en que, lo que escucho nunca es lo que me dicen, son frases sumergidas en un conjunto de ideas y emociones que hacen de filtro, por lo tanto, lo que oigo no es lo que dices sino lo que puedo escuchar…

A continuación, quiero citar un ejemplo: si yo siento que no estoy capacitado para el trabajo que estoy haciendo y mi jefe me mira raro un día, yo puedo pensar que voy a perder mi trabajo y haré una historia mental de eso, en cambio, si siento que soy la mejor empleada que puede conseguir, yo no asumiré nada o pensaré que quizás se acordó que no puso la alarma cuando salió de su casa y olvidaré el asunto…

Al asumir algo, yo modifico lo que percibo como real y aquí es cuando me pregunto: si sabemos como funciona el cerebro, por qué no moldearíamos nuestra realidad de manera intencional pera percibir la “realidad” que nos plazca?

Últimamente, no dejo que mi cerebro cree historias donde no sé si están…

Si alguien me trata mal, antes de tomarlo como una agresión personal yo intento pensar en algo que me permita perdonarlo… En mi caso, lo que funciona es pensar que está pasando por un mal momento o considerar que no ha tenido mi suerte y por eso está enojado. De ese modo, la ira que me hubiera generado se convierte en compasión, lo que me permite empatizar con su situación y calmar las aguas. Como resultado, mi vida continúa normalmente porque (para mi psiquis) no ha existido problema alguno…

cuando tu cambias, todo cambia….

Todo vuelve a estar bien. Uno crea el drama la mayoría de las veces porque filtra su entorno con un filtro sucio y en ese entorno psíquico nos relacionamos de acuerdo al odio que hemos acumulado, emitiendo energía negativa también a los demás. Si en lugar de ensuciar todo, limpiamos el filtro, todo pasa sin más y ésa amigos, es la clave de la felicidad…

Y sí, todo pasa…

Hay que pensar que en 100 años todos vamos a estar muertos y que nadie que te conoció vivirá para recordar tu existencia, tus éxitos o tus fracasos…

En realidad nada importa realmente… sonría por lo lindo y lo feo, sonría y listo.

Se lo dice una persona que hasta hace poco se autopercibía negativa y obsesiva, que logró ser feliz hace poco solo por aprender a sonreír (sean como sean conmigo) logrando en consecuencia, amar mi vida…

Finalmente quisiera aclarar que ya no me identifico casi con lo que era hace unos meses… leo cosas que publiqué antes y pienso como pude estar tan enojada con gente que ahora quiero en mi vida, ya casi nada me afecta negativamente… Pienso que solo es mi perspectiva y listo…

Espero que les sirva…

Gracias!